Scuola Grande di San Rocco

La Escuela Grande di San Roque es una hermandad de laicos fundada en 1478.
La profunda veneración popular para San Roque, cuya reliquia estaba ya en posesión de la Hermandad desde 1485, contribuyó a su fuerte crecimiento para convertirse en la más rica escuela la ciudad.
Fue entonces cuando se decidió construir la nueva sede monumental y se llamó a Tintoretto para pintar su obra más famosa: una serie de pinturas con escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Es el único de la antigua Gran Escuela a haber sobrevivido a la caída de la República.

Es un lugar excepcional donde más de 60 pinturas se conservan en su ubicación original, en un edificio que desde su construcción apenas ha cambiado.
Hoy en día la asociación todavía está activa y realiza las antiguas tareas de caridad, además de cuidar de su notable patrimonio artístico.