Basilica di Santa Maria Gloriosa dei Frari

La Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari, comúnmente llamada sólo a "dei Frari" (iglesia de los frailes), es la mayor de las iglesias de Venecia y recibió en 1926 por el papa Pío XI el título de basílica menor. Se encuentra en el Campo dei Frari, en el distrito de San Polo, y está dedicada a la Asunción de María.

La planta es de cruz latina, y el estilo veneciano es gótico en ladrillo y piedra de Istria. Tiene tres naves con arcos ojivales que descansan sobre seis columnas en cada lado conectadas entre sí por cadenas recubiertas por cajas de madera.
Mide 102 metros de longitud, 48 metros en el crucero y es de 28 metros de altura. Hoy cuenta con 17 altares monumentales y en el interior se conservan numerosas obras de arte, incluyendo dos pinturas de Tiziano. También alberga las tumbas de varias personalidades vinculadas a Venecia, entre ellos Claudio Monteverdi y Tiziano.