El milagro de San Marcos

Tintoretto - 1548
óleo sobre lienzo - 541x415 cm
Galería de la Academia, Venecia

Reproduce el milagro de San Marcos en el cual el Santo interviene para salvar a un esclavo que iba a ser martirizado por el amo pagano que lo había sorprendido mientras que estaba venerando sus reliquias.

La escena se desarrolla bajo de una pérgola y en el fondo se puede ver una plaza y detrás de ella, un jardín. La perspectiva converge hacia el centro y la línea del horizonte está puesta en lo alto, como si el espectador la estuviese observando desde una situación sobre elevada.

Los personajes principales son tres: el esclavo en el suelo con los herramientas de tortura partidas, un viejo en la derecha al que le muestran las herramientas, y San Marcos en la parte alta visible solo a los espectadores y no de los protagonistas del cuadro.

La escena está representada con un movimiento que va desde la izquierda hacia la derecha; los personajes colocados a la izquierda se asoman para ver la escena, los que están a la derecha se retraen.

El color en los primeros planos es violento y pastoso para dar volumen a los cuerpos, mientras en el fondo es más tenue para dar mayor efecto perspectivo.

Pero la verdadera protagonista es la luz que asume diversas intensidades en las zonas del cuadro; es vivaz y natural en el paisaje del fondo, es oscura bajo de la pérgola donde está pasando la tragedia, es innatural y divina alrededor de San Marcos.

Aunque esta obra es una de las primeras realizadas por el autor, ya es evidente la habilidad de Tintoretto en la utilización de la luz; que pone en evidencia los personajes y los proyecta en el espacio escénico del cuadro.

Miracolo di San Marco
José Luiz Bernardes Ribeiro, CC BY-SA 4.0, Wikipedia